VIVA LA POESIA
Bienvenidos a Viva la Poesía - Puedes Registrarte como miembro - vivalapoesia.foroactivos.net
Octubre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031     

Calendario Calendario


CUENTO (LAS DOS VELAS Y EL NILO) II

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

CUENTO (LAS DOS VELAS Y EL NILO) II

Mensaje por jose francisco t.g. el Jue 16 Mar - 21:53:04


 
 
 









LAS DOS VELAS Y EL NILO II


*****************************************************************
OH! LAS HIJAS DE SHARÍ, CUANTO LAS AMÉ SIN CONOCERLAS JAMÁS.
ELLAS LLENARON DE CONFUSIÓN Y PERTURBARON MI VIDA....
MEZCLANDO INCLUSO TODOS MIS RECUERDOS
******************************************************************

LA PRIMERA CARTA
*************************************************************



Cuando más tarde las hijas de SHAIRÍ cumplían quince años. Se recibía en la Casa de HAIDÚ una carta con el sello del nuevo Rey Ekhnaton. Y que Leída por El Escriba y presente la Familia de la Casa... Expresaba que:
"EKHNATON, preguntando a los dioses sobre la fecha más propicia para su casamiento, El Supremo "Dios SOL", la estableció en la tercera crecida del NILO durante su reinado".

Yo estaba eufórico, pues fue el primer registro que me encomendó clasificar y archivar el Escriba y mientras AHAMAISIS miraba unos dibujos de Tutmés, BAHISIS ... Bahisis miraba con inquietud hacia el río… que empezaba ahora a crecer. (ERA SU MIRADA, COMO LA DE AQUEL GATO QUE VIGILABA SU VENTANA).

BAHISIS miró hacia el río que empezaba ahora a crecer... Era la primera crecida del reinado de EKHNATON. También en ella crecía la inquietud... no tardarían en pasar más de dos años en ser llamada ante el nuevo dueño de Egipto para ser recibida entre las elegidas a los regios esponsales.

EL FANTASMA DE LA INQUIETUD
*************************************************************


Esa noche Bahisis, no alcanzaba a conciliar ningún sueño.Despertaba a cada momento con el llover en cascada miles de recuerdos de tiempos muy pasados que le llegaban con la viveza de su origen... Recuerdos y sueños de recuerdos... De su infancia... De aquel lugar... Jugaba con Abdhra a hacer un pan... el hermano de Abdhra, machacaba dorado trigo en el mortero... y distraída ¡perdía a su pequeño gato!

Oscurecía y los niños no encontraban a "Miaga", aquel gato. Ni se oía su cascabel de plata!... y aquel travieso "hijo del barquero", diciendo que todos los seres eran escribas; que los patos dejaban triángulos en el lodo y los peces círculos en el agua y los pájaros nidos y marcas de sus patas donde posaba para tomar los gusanos; asegurando que su gato escribió algún camino y que al día siguiente; con el rayar del sol, él lo encontraría...
Y si no le trajo aquel niño el gato; consiguió leer las letras que escribió la serpiente desde donde se tragó a "Miaga" y la trajo con orgullo colgada de un palo y abierta como una vaina de guisante donde aún vivía la música del cascabel de su gato.

Cómo lloró Bahisis!... Con tal sentimiento que la alegría del hijo del barquero se tornó también en llanto, lamentando no haber podido arrancar más que la vida y el cascabel a la serpiente... y diciéndole que cuando se muere, ya no se pueden escribir más huellas, que si así no fuera; el hubiera encontrado el gato de "La Pequeña".

(ME GUSTABA PASEAR A LA NOCHE, JUNTO A SUS VENTANAS)

Miró BAHISIS a aquel gato de cerámica que le hizo AMAHISIS con sus manos pequeñas, para consolarla por la pérdida de "Miaga". Parecía viva su silueta perfilada en el alféizar sobre la noche clara, donde lucía el cascabel lleno de todas las estrellas de la noche... y brillaba estrella entre las estrellas. Se incorporó del lecho acercándose a la ventana, acarició a su gato y lo apretó contra su pecho… Sonaba el cascabel de plata mientras sus ojos buscaron el Nilo lleno de luna sobre el agua... Invadió su alma una agridulce nostalgia teñida de tristeza que la hizo estallar en sollozos despertando a su hermana.






BAHISIS, explicó entre llantos a AHAMAISIS, su enorme dolor y desgracia. De... cómo amaba! con todo el corazón a Tutmés y dentro de muy poco tiempo, tendría que partir para vivir con un hombre al que nunca vio ni conoció... y al que debería unir su única vida... Vida a la que no se vuelve como no volvió su gato; perdiéndose para siempre como una ilusión, su gran deseo y amor hacia Tutmés.

Aquello afligió mucho también a su hermana Ahamaisis y ambas lloraron en medio de esa gran aflicción. AHAMAISIS le dijo que si algo pudiera hacer que estuviera en sus manos... Incluso La Muerte!, llevaría con gusto por darle solución a su gran pena y dolor... y Bahisis cayó e sus brazos dándole gracias y llenándola de lágrimas... Y así juntas, ninguna de las dos retornó al sueño hasta el alba de esa noche.


EL SUEÑO
*************************************************************



En algunos días que siguieron, después de aquella noche. Las dos hermanas caminaron muy juntas por los jardines de AIDÙ. Ignorando, "Incluso olvidando", al joven Tutmés.

Vinieron a una convivencia en la que nunca anteriormente habían estado... Como si quisieran disfrutar en este tiempo, de todo aquel otro, en que permanecerían separadas después.

Y a la noche. Volvían a acostarse también juntas como cuando eran pequeñas.... Y en esa nueva, grande y especial convivencia; comentaban el día y las evocaciones que cada lugar les traía… Y hablaban, reían o lloraban… y largo tiempo, hasta que les venía el sueño...

EL SUEÑO!, ese lugar sin tiempo... cuando los espíritus que duermen en las almas despiertan y recorren el mundo dormido... y entre sus sueños, le engañan, le interpretan los recuerdos, le hablan lo que no se dijo o lo que se quiere escuchar. Y no sabemos si nos tientan; nos equivocan o quieren traernos solución a nuestros problemas, para que descansemos haciéndonos olvidar de ellos y también nos recuerdan o nos llevan al olvido los problemas de los demás… O nos los traen de nuevo... O nos dicen que ya no existen... O Que ya esta; lo que no está, Resuelto!.

Y así, a ambas. Los espíritus les traían parecidos sueños… Sueños de niños jugando y proponiendo adivinanzas... Y ellas mismas dormidas... y los otros, se hablaban surgiendo entre los sueños...

Y así… Surgía Abdhra diciendo: "SOIS DE IGUALES, QUE NO OS RECONOCERÍA SIN PENDIENTES"…

O el travieso hijo del barquero, diciendo: "Si los dioses cambiaran las orejas de la segunda con la primera. Yo me casaría con ‘La Pequeña’ y seria más grande que el Faraón"…

O el hijo del molinero…: "SI OS CAMBIARAIS LOS PENDIENTES, NI EL FARAÓN SE ENTERARÍA".

También el Hermano de Abdhra, preguntando… "¿Engañaríais al faraón y a la Historia…?.

O La propia Ahamaisis, contestando: "NADIE PUEDE CAMBIAR LA HISTORIA SIN ENGAÑARSE A SI MISMO"…Y la misma Bahisis, añadiendo: "La Historia nunca se engaña, pues cambia asumiendo cuanto acontece"…

O el mismo Tutmés confirmando, que: "LA HISTORIA NUNCA CAMBIA, PUES ELLA “ES LO QUE SUCEDE”.

****
(.... Para Ser Continuado)
josé Francisco T.G.


jose francisco t.g.

Fecha de inscripción : 19/04/2011

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.